Bienvenido
Search: Site   Web

Nuestras visiones

| Print Story | E-Mail Story

Para muchos la visión que Dios les da es clara y muy específica y no queda ninguna duda en sus vidas en cuanto lo que Dios quiere y espera de ellos.  Otros saben más o menos lo que Dios les ha pedido pero no tienen clara la visión.  Otros no entienden o no saben cual es la visión de parte de Dios para ellos.   Otros viajamos como Abraham, sabiendo que debemos hacer algo para Dios y por fe nos lanzamos hacia la obra de acuerdo Dios nos indica sin saber para donde vamos, pero sabiendo que vamos en un rumbo que Dios ha trazado.  Deseo que cada creyente, especialmente aquellos que tienen llamado al ministerio, puedan lanzarse en su ministerio y permitirle a Dios que se mueva en sus vidas para que la voluntad de Dios se cumpla y se manifieste, no solamente en las vidas de los que son llamados, pero también en las vidas a quienes Dios los ha enviado.  

En el transcurso de la peregrinación ministerial, hay momentos en los cuales uno pausa para evaluar y asegurarse uno de ir por el camino correcto y estar haciendo el ministerio que Dios ha encomendado.

Debo decir que yo creo que la visión que Dios nos es muy específica y única para cada persona.  

Me recuerdo de las palabras del profeta Daniel en el capítulo diez y el versículo siete:  "Y sólo yo, Daniel, vi aquella visión, y no la vieron los hombres que estaban conmigo…".  Creo que cada persona a quien Dios le habla y le muestra visión de parte de Dios, solamente esa persona la ve y nadie más la puede ver ni comprender.  Deseo animar a toda persona a quien Dios le haya dado una visión, un ministerio o un llamado, que no tenga temor hacer aquello que Dios le ha pedido.

Recuerdo el inicio de mi llamado.  No entendía por completo el plan de Dios para nuestra vida, pero si sabía que quería que predicara el evangelio al pueblo hispano parlante de esta área.  Por fe nos lanzamos mi esposa y yo a predicar el santo evangelio y llevar el mensaje de salvación y poder a todo aquel que estuviese dispuesto a recibir este glorioso mensaje.  De mi parte digo, que empezamos sin saber ni como hacerlo, pero sabiendo que Dios de alguna manera sería nuestra ayuda, fortaleza y guía.  Realmente no sabíamos que esperar como resultado de nuestro esfuerzo, pero le dejamos el resultado a Dios.  Solamente queríamos ser obedientes al llamado y mandato de Dios.  Realmente no teníamos los recursos financieros para hacer la obra, pero creímos en el Dios que nos llamó.

Nunca nos hemos sentido especialmente capacitados para hacer la obra magna de Dios, pero lo hacemos en obediencia a Dios.  Siempre luchando con Dios, con las circunstancias, con nosotros mismos, pero siguiendo adelante.  Enfrontando los obstáculos, al enemigo, a los enemigos de la cruz y todo aquello que se opone a que las almas sean salvas.   Podemos decir que a través de todo, Dios ha sido glorificado.  La visión ofusca que yo miraba era ver almas recibiendo a Cristo y entregándose a Él como Señor de sus vidas.  Miraba al pueblo hispano siendo cambiado por el poder de Dios, siendo bendecidos en todas las áreas de sus vidas.  Miraba gente siendo libre de las ataduras de la tradición, la cultura, religiosidad y del mismo enemigo.

Ahora puedo ver la visión con mucha más claridad.  Puedo ver a muchas personas, y posiblemente algunos de ustedes, lectores, sean parte de la visión que Dios nos dio.  Veo muchos rostros, veo familias que fueron alcanzadas, veo gente bendecida por el poder de Dios y veo a personas liberadas de ataduras del enemigo.

Lo más importante para mi, es que la visión que Dios nos dio, no termina conmigo.  Sigue adelante en otras personas que han sido tocados por la visión dada por Dios a estos humildes siervos.  Recuerdo en una ocasión ser invitado a predicar a México.  Cuando el pastor me recoge en su coche, antes de llevarme al lugar en el cual me iba a hospedar, me llevó al templo.  Me mostró todo lo que estaba transcurriendo en ese templo y todo era maravilloso.  Pero lo que más me impactó fue cuando me dijo:  "Pastor, esta es extensión de su ministerio."  Y solamente Dios sabe, que a ese momento preciso, yo necesitaba ver la visión con más claridad, pues parecía estarse apagando.  Esto me iluminó en gran manera.  Ahora puedo ver con mucha más claridad la visión original.  Y al ver la visión, te puedo ver a ti como parte de la visión.

Ë›Israel Reyna es pastor del Centro Cristiano La Puerta Abierta en Lindsay. Escríbale a imreyna@onemain.com


Ver archivos de 'Religion' »
 
Vote
¿Recomienda esta historia?
No
Resultados de votación en línea: 1 0



Dénos su opinión
Favor de seguir y cumplir estas reglas:
1. Sin vocabulario ofensivo. Favor de no ser hostil.
2. No expresar opiniones con contenido obsceno, vulgar, lascivia, sexual, amenazante, difamatorio, o ileagl.
3. No expresar opiniones que calumnien o insulten a una raza en especifico.
4. La leyenda "Remover Opinión" marcará opiniones ofensivas que serán removidas.

Código de Verificación:
Escribir Código de Verificación:
Su nombre:
Su opinión:
Al enviar esta forma, usted está de acuerdo con los términos de servicio de esta página




Jobs
Autos
Real Estate
Classifieds
Today's Ads
Search for Jobs - Monster.com
   
Weather
Yellow Pages

61.0°F
Fair and 61.0°F
Winds Northwest at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-05-22 21:20:30
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT 
Poll
Text Alert