Bienvenido
Search: Site   Web

El ministerio televisivo

Columna

| Print Story | E-Mail Story
Damos gracias a Dios por las oportunidades que nos brinda para servirle, pues somos siervos, y los siervos somos servidores de Dios.  En el llamado al ministerio, Dios nos permite servir en diferentes capacidades y de diferentes maneras.  Aunque personalmente fuimos llamados a ser pastores, Dios nos ha dirigido a ser parte de otros aspectos ministeriales.  A veces me pregunto la razón por la cual Dios a veces nos da tanto que hacer.  A menudo nos hace falta tiempo para hacer todo lo que pide de nosotros.  Y lógico, siempre le digo a Dios que hay muchas personas mucho mejor capacitadas para hacer su obra, pero nos sometemos a su voluntad y nos esforzamos por hacer lo mejor de acuerdo a nuestra capacidad.  Además de nuestra capacidad limitada, tampoco tenemos los recursos financieros para cumplir con las tareas que se nos imponen por el Espíritu Santo.

 

Algunos años atrás un profeta de Dios nos dijo que llegaría el ministerio televisivo a este valle y que tendríamos parte en ello.  A mi esposa también Dios le mostró una grande antena, pero ella pensaba que lo que Dios le indicaba era un ministerio radial.  Personalmente, al escuchar al varón profeta, decirnos tal cosa, pensé que esto no podría ser para mí.  Al transcurso del tiempo recibimos una llamada telefónica invitándonos a una junta con el propósito de iniciar un ministerio de televisión.  Había yo recientemente pasado por una cirugía y no podía  conducir mi auto.  Un hermano de la congregación ofreció llevarme a Fresno a dicha junta.  Para el final de la junta, el varón iniciador de este ministerio pidió que cada pastor presente tendría que comprometerse personalmente con una cantidad de tres mil dólares.  La razón por lo cual pedía el compromiso personal, era porque quería que los que nos comprometiéramos a este ministerio, personalmente pusiéramos de nuestra parte.  Mis emociones batallaron y lucharon con el concepto de una inversión personal de tres mil dólares, pero al final firmamos y nos comprometimos.  Así inició el ministerio televisivo en el valle central, con doce personas que personalmente se comprometieron a respaldar dicho ministerio.

 

Yo no sabía cómo reaccionaría mi esposa al darse cuenta que personalmente me había comprometido con tres mil dólares iniciales pare este ministerio, pero ella también sintió paz sobre el asunto.  Y desde aquel día hasta el presente hemos sido parte de este ministerio y todo solamente por la gracia de Dios, pues no teníamos los tres mil dólares para entregarlos al momento.

 

En todo ministerio al cual Dios nos ha dirigido, siempre ha habido luchas, pruebas, aflicciones, problemas, ataques, dudas y todo cuanto el enemigo ha podido lanzar en contra de este ministerio.  Doy gracias a Dios por todos los siervos que a través del tiempo han sido parte y de alguna manera han contribuido a este ministerio.  No ha sido nada de fácil y les aseguro que cada uno, presentemente involucrado, o los que en el pasado se esforzaron ha tenido que pagar un alto precio en todo el aspecto de la palabra.  Hubo ocasiones en las cuales salimos del aire, pero hubo hombres valientes, que de lo caído, con la ayuda de Dios lo levantaron otra vez, y para honra y gloria de Dios continua este ministerio en este valle.  La existencia de este ministerio se debe al esfuerzo y sacrificio de personas locales de este mismo valle y a la gracia de Dios.  Cada mes hemos experimentado milagrosamente la mano de Dios sobre este ministerio.  A veces nos hemos sentido cansados, fatigados y como que todo está por perderse, de alguna manera u otra, Dios obra y el ministerio sigue adelante, bendiciendo a miles de televidentes.

 

En particular quiero agradecer a Dios por el presidente presente, el pastor Zenaido Garza, que ha tomado el liderazgo de este ministerio como presidente.  Ha sido para mí un placer servir a su lado como vicepresidente de este ministerio.  Doy gracias a Dios por mi esposa que ha estado a mi lado en este ministerio y juntos hemos aceptado el reto de Dios.  Doy gracias a Dios por la congregación de la iglesia La Puerta Abierta en Lindsay  por su apoyo en la oración y que fielmente nos han respaldado financieramente.  De igual manera queremos agradecer a todos los televidentes que se han convertido en sembradores para este ministerio.   El futuro de este ministerio está totalmente en las manos de Dios.  Hemos hecho todo lo posible por ser obedientes a este llamado y lo seremos hasta que Dios lo requiera de parte nuestra.

 

Le invitamos a que nos sintonice en los canales 35 en Porterville y los canales 13 y 33.3 en Fresno, TVida Visión Hispanic Network.

Ver archivos de 'Religion' »
 
Vote
¿Recomienda esta historia?
No
Resultados de votación en línea:



Dénos su opinión
Favor de seguir y cumplir estas reglas:
1. Sin vocabulario ofensivo. Favor de no ser hostil.
2. No expresar opiniones con contenido obsceno, vulgar, lascivia, sexual, amenazante, difamatorio, o ileagl.
3. No expresar opiniones que calumnien o insulten a una raza en especifico.
4. La leyenda "Remover Opinión" marcará opiniones ofensivas que serán removidas.

Código de Verificación:
Escribir Código de Verificación:
Su nombre:
Su opinión:
Al enviar esta forma, usted está de acuerdo con los términos de servicio de esta página




Jobs
Autos
Real Estate
Classifieds
Today's Ads
Search for Jobs - Monster.com
   
Weather
Yellow Pages

66.0°F
Fair and 66.0°F
Winds Northwest at 9.2 MPH (8 KT)
Last Update: 2013-05-22 20:20:40
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT 
Poll
Text Alert