Bienvenido
Search: Site   Web

Lo que verdaderamente vale

Columna

| Print Story | E-Mail Story

Les quiero compartir que me siento como el profeta Elias cuando Dios lo mandó al arroyo de Querit durante la sequía sobre el pueblo de Israel.  Ahí lo alimentó y le suplió el agua para su existencia.  Dios proveyó de una manera natural, pero al mismo tiempo milagrosa.  Así me siento yo durante estos tiempos de crisis financiera.  No sé cuántos de los lectores estén pasando por situaciones difíciles debido a la situación económica que ha afectado a este país y a todo el mundo, pero podemos confiar que Dios de alguna manera suplir lo necesario.  Aunque aparentemente parezca que la bendición venga de una manera natural y humana, los que confiamos en Dios podemos saber que en todo lo que nos llega es de parte de Dios.

Estos tiempos nos brindan una grande oportunidad apreciar las cosas que realmente son importantes y valiosas en la vida.  En este país somos bendecidos con abundancia.  Tanto que a veces existe la tendencia de convertirnos en personas materialistas y nuestro enfoque en la vida llega a ser el obtener más y más cosas, bienes y dinero.  A la verdad que no creo que sea malo el querer superarnos en la vida con bienes, pues en la Biblia encontramos a muchas personas bendecidas en gran manera con bienes.  Pero cuando nuestro énfasis en la vida se enfoca en obtener más, descuidamos los valores humanos y espirituales.

Indudablemente que los bienes nos ayudan a hacer la vida más fácil y placentera, pero los bienes nunca pueden llenar las necesidades emocionales y espirituales del ser humano.  Es por eso que vemos a personas que lo tienen todo, sin embargo viven vidas miserables e insatisfechas.  Cuando los bienes no les satisfacen, buscan la felicidad en drogas y otros vicios y adicciones.

Una de las coas que generalmente descuidamos en la búsqueda de la adquisición de bienes, es la relación familiar.  Como nunca la gente se siente sola aunque esté rodeada de personas.  Jamás olvidaré a un joven que conocí desde niño.  Este niño era inteligente, sonriente, alegre y amistoso. Pero al crecer este niño y llegar a su adolescencia, me recuerdo verlo llorar de tristeza quejándose de sus padres no le daban la atención que él necesitaba.  

Sus padres, al llegar de México se dedicaron al trabajo y descuidaron, tanto de él como de su hermanita menor.  A poco tiempo después de haberlo escuchado, supe que andaba envuelto en drogas.  Quiso llenar su vacío de esa relación ausente de su vida sustituyéndolo con drogas.  Me dio tristeza.  Pero peor me sentí cuando me avisaron que había cometido suicidio.  Ninguna cantidad de bienes ni dinero puede tomar el lugar de un hijo o hija.  Lamentablemente esta es la situación de muchas personas, aunque quizás no al mismo extremo.

Otros grandes tesoros que tenemos que a veces descuidamos son la vida, la salud, las fuerzas y una mente cabal.  Conocí a un negociante que se dedicó a su negocio de tal manera que trabajaba largas horas.  Me acuerdo que su esposa me decía que su esposo no tomaba reposo por engrandecer su negocio.  Una noche mientras trabajaba en su negocio su cuerpo quedó paralizado.  Yo me sorprendí bastante, pues era un varón muy fuerte y saludable.  La esposa me dijo después que el médico le había dicho que el cuerpo no pudo aguantar más el abuso y a consecuencia sencillamente dejó de funcionar.  Podría contarles muchos otros ejemplos como este de cómo humanamente a veces lo material nos lleva a descuidarnos a nosotros mismos, nuestras familias y las relaciones interpersonales.

Así que en estos tiempos difíciles, hagamos lo posible por restaurar lo que es importante.  Y aunque comamos de la comida más sencilla, que lo hagamos con gratitud en compañía de nuestros seres amados y que disfrutemos el afecto y amor los unos con los otros.  Son cosas que no se pueden comprar.  

Regale una sonrisa a alguien, no le cuesta nada y vale mucho.  Contagie a alguien con alegría en estos tiempos que nos brindan esta oportunidad de valorar lo que realmente es importante en la vida.  No se olviden de Dios.


Ver archivos de 'Religion' »
 
Vote
¿Recomienda esta historia?
No
Resultados de votación en línea: 1 0



Dénos su opinión
Favor de seguir y cumplir estas reglas:
1. Sin vocabulario ofensivo. Favor de no ser hostil.
2. No expresar opiniones con contenido obsceno, vulgar, lascivia, sexual, amenazante, difamatorio, o ileagl.
3. No expresar opiniones que calumnien o insulten a una raza en especifico.
4. La leyenda "Remover Opinión" marcará opiniones ofensivas que serán removidas.

Código de Verificación:
Escribir Código de Verificación:
Su nombre:
Su opinión:
Al enviar esta forma, usted está de acuerdo con los términos de servicio de esta página




Jobs
Autos
Real Estate
Classifieds
Today's Ads
Search for Jobs - Monster.com
   
Weather
Yellow Pages

61.0°F
Fair and 61.0°F
Winds Northwest at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-05-22 21:20:30
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT 
Poll
Text Alert